Buscar
  • Cristina Santa-Olalla Adell

2. CAYENDO AL POZO MÁS PROFUNDO




Entramos en la fase de la noche del alma o llamado comúnmente, en depresión. En el Tarot es la carta de la Luna. La vida es un desafío. No sabemos hacia dónde ir, sólo queremos sentirnos bien y salir de la situación en la que nos encontramos. Siguen aflorando las diferentes emociones y para mí lo que aparece, aunque no seamos conscientes es EL MIEDO. Miedo a lo desconocido, a no saber cómo continuar. Nos entran las dudas. Queremos apretar a correr para empezar de nuevo y eso nos lleva a más miedo, cuando lo que hemos de hacer, por mi experiencia, es todo lo contrario. Dejarnos caer, sentir desde lo más profundo el dolor, la pérdida y el miedo. Quedarnos un tiempito ahí a ver qué pasa. Es lo más difícil, sostener los tiempos del proceso de soltar lo viejo para ver la luz que nos llevará a lo nuevo. Entramos en una profunda soledad, incluso rodeados de gente. Lo viejo ya no sirve y lo nuevo todavía no lo podemos ver. Las emociones nos desbordan. Seguimos buscando cómo salir de este estado y no encontramos la manera porque las emociones y el miedo aparecen una y otra vez. Lo alargamos en el tiempo, se nos hace eterno, cuando es un proceso que dura lo que dura y no podemos ponerle tiempo. En función de los recursos que tenemos cada uno de nosotros salimos antes o después, pero hay un tiempo que no podemos eludir. No es un recurso escaparse del proceso, hemos de acogerlo con los brazos abiertos y verlo como una aventura y no como una carga.


Seguimos…


*Deciros que me gustaría aclarar que lo que comparto aquí es a través de mi propia experiencia. No sigo una pauta en función de los números de las cartas. Cada carta es un resonar con la propia experiencia de mi camino.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo